miércoles, 30 de julio de 2008

Cómo una buena bienvenida puede marcar la diferencia



Hace unos días atrás recibí en mi casa una caja de considerables dimensiones en cuya cara superior aparecía destacada la marca del vehículo que acabo de comprar. En su interior, un completo set de herramientas, un catálogo de beneficios y el recordatorio de los próximos servicios que deberé hacer cada cierto tiempo.

Este set me dio la bienvenida a la marca y sus beneficios, me introdujo en el mundo de los servicios de postventa y me generó una buena impresión del, hasta entonces, desconocido proveedor, incrementando el capital relacional que la compañía mantenía conmigo hasta ese momento.

Pero ¿esta es la única forma de vincularme con mis clientes? ¿hay opciones más económicas? Claro que sí…

La mayoría de las marcas que desean comenzar una relación con sus consumidores se afanan en conseguir muchos datos en el punto de venta, generando un verdadero interrogatorio que no resulta estimulante para el cliente. Se ve esta situación como “la” oportunidad para saberlo todo, preguntarlo todo y conseguir el máximo provecho de esta efímera relación.

Sin embargo, esto no es necesario. Como sabemos, el vínculo con el cliente es factible siempre y cuando la comunicación logra ser recibida por el destinatario, por lo que los datos de nombre, dirección y teléfono son los únicos requeridos para iniciar… luego veremos cómo conseguimos el resto.

Una buena idea es crear un “Welcome Pack Inteligente”, que consiste en pedir los datos básicos del cliente en las tiendas a cambio de recibir en su domicilio una tarjeta de descuento a ser canjeada con una vigencia de tres meses (esto puede cambiar dependiendo del sector industrial).

Una vez que se tiene esto, se le contacta telefónicamente para darle una bienvenida formal, ratificar sus datos para el envío de la tarjeta y eventualmente pedir otros. De esta forma, aseguramos de contar con datos para que el vínculo sea una realidad.

Como ven, lo importante es generar un gancho atractivo (pero sencillo) en el inicio de la relación para conseguir los datos básicos. Luego, con esta información podemos “tirar toda la carne a la parrilla” y conseguir el resto de los datos para continuar creciendo en la billetera de nuestro consumidor a través de conseguir mayores grados de lealtad y fidelidad con la marca.

Sobre la mecánica de este welcome pack inteligente le contaremos en futuros artículos de este mismo news.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario